7 lugares que no te puedes perder durante tu interrail

Hay mucho que amar cuando estas visitando Europa. Desde sus bulliciosas ciudades, sus bellos paisajes y su deliciosa comida, hasta el calor de sus habitantes. Sin embargo, si te estás planteando hacer la mochila y recorrerte el viejo continente con tus amigos,  hay algunos destinos importantes que no debes perderte por nada del mundo. He aquí 10 lugares que, en mi opinión, todo el mundo debería visitar durante tu viaje por Europa.

Interrail es una forma estupenda de conocer gente, ver lugares europeos increíbles y viajar por Europa con poco presupuesto.

En este artículo te mostraremos las mejores ciudades para visitar durante tu viaje en integral Interrail:

Amsterdam

Si buscas una ciudad que no sea demasiado grande ni demasiado pequeña y que esté llena de historia, Ámsterdam es el lugar adecuado. La capital de los Países Bajos es conocida por sus canales y su hermosa arquitectura, y también está llena de buena comida, cultura, vida nocturna (y otras cositas).

Ámsterdam cuenta con un sistema de transporte público que permite a los visitantes desplazarse fácilmente. Podrás ir de un lugar de la ciudad a otro sin el estrés de tener que alquilar un coche, aparcar o calcular el dinero que necesitarás para los billetes.

Bruselas

Bruselas es la capital de Bélgica y una de las ciudades más populares de Europa. Cuenta con un gran número de edificios históricos, museos y galerías de arte, muchos de los cuales están situados en el centro alrededor de lo que se conoce como «la Grand Place». La Grand Place ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y cuenta con una hermosa arquitectura.

En Bruselas se celebran numerosos festivales a lo largo del año, como: La Semana de la Cerveza Belga (junio), el Festival del Chocolate (septiembre) y el Mercado de Navidad (noviembre). Una de las paradas imperdibles en interrail.

Berlín

Berlín es una ciudad de contrastes. La ciudad es conocida por su vida nocturna, pero sus museos también son conocidos y respetados en todo el mundo. Esto la convierte en un lugar ideal para visitar si te gusta salir de fiesta, comer o simplemente relajarte después de un largo día de paseos para dejar un poco atrás las vías del interrail.

Si buscas algo más que hacer turismo durante tu viaje, hay muchas cosas que hacer en Berlín. Desde asistir a festivales de música en vivo que se celebran en locales de toda la ciudad (como el mayor club de música techno de Alemania, el Watergate) hasta explorar lugares históricos como el Checkpoint Charlie, que se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial.

Budapest

Budapest es una gran ciudad para visitar. Tiene una historia y una cultura impresionantes, pero también una arquitectura muy bella. La ciudad fue construida sobre tres colinas, siendo su centro la Colina del Castillo (Várpalota). El castillo fue construido por el rey Matías Corvino como su residencia en 1365, pero desde entonces ha sido destruido varias veces debido a los cambios políticos entre Hungría y otros países durante ese periodo de tiempo.

Budapest cuenta con un gran número de edificios históricos de diversos estilos arquitectónicos: Fachadas góticas, renacentistas o barrocas se encuentran por doquier. Además, hay muchos museos, como el Museo Nacional o la Galería Nacional Húngara, que muestran diferentes piezas de la historia de Hungría a través de objetos de arte creados por artistas nacionales como Mihály Munkácsy o Bertalan Farkas. Otra atracción digna de mención son los Baños Termales Széchenyi, que ofrecen a los visitantes un poco de relajación después de visitar museos durante todo el día.

¡La vida nocturna aquí también está en auge con bares por toda la ciudad donde se puede disfrutar de las bebidas con los amigos después de las horas de trabajo, lo que lo hace perfecto también para las reuniones sociales!

Praga

Praga es una hermosa ciudad con mucha historia. La arquitectura es increíble y es una de las ciudades más visitadas de Europa. La gente es muy amable, y te hacen sentir como en casa.

Hay muchos museos y otras atracciones para visitar durante tu estancia en Praga: El Monasterio de Strahov, el Puente de Carlos (que atraviesa ambas orillas del río Moldava), la Plaza de Wenceslao con sus numerosos cafés y restaurantes; o simplemente pasear por la Plaza de la Ciudad Vieja, reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial, así como por muchas iglesias construidas hace siglos.

El precio lo convierte también en uno de los destinos favoritos de los viajeros de interrail.

Roma

¡Qué podemos decir de Roma!. Historia, arte, cultura… Es la capital de Italia y alberga algunos de los monumentos más famosos de Europa. Durante más de 2.500 años, Roma ha sido un importante centro artístico, religioso, educativo y político para Europa y el mundo.

Entre los mayores logros de la ciudad se encuentran su arquitectura; las pinturas de artistas como Miguel Ángel; las esculturas de Rodin; las obras de Shakespeare; las óperas de Rossini, etc.

Viena

Viena es una ciudad preciosa, y también es un lugar estupendo para visitar durante el verano. De hecho, si vas en julio o agosto, te encontrarás rodeado de un precioso césped y árboles verdes.

La ciudad en sí tiene tanta historia que es difícil no impresionarse con lo mucho que han logrado a lo largo de los años. Hay museos en abundancia, desde galerías de arte hasta museos científicos. También hay muchas cosas que hacer en Viena además de pasear por la ciudad: desde visitar parques en la cima de las montañas (como el Palacio de Schönbrunn) o asistir a algunas representaciones de ópera en la Staatsoper Städtische Oper Kartenvorverkauf  para casi todo tipo de música imaginable (incluso tiene su propia orquesta sinfónica).

Conclusion

Esperamos que este artículo te haya servido para decidirte a dar el paso y recorrer Europa en tren. Como sabes, en TuFinDeCarrera tienen las mejores opciones para que no te tengas que comer la cabeza y sólo disfrutes de la mejor experiencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.