Cosas que pasan en las comidas de Navidad

Tic, tac, tic, tac… ¡¡Comienza la vuelta atrás para las vacaciones de Navidad!! (vocecita en tu cabeza gritando: BIEEEEEEN). Es el momento que estabas esperando desde que empezaste la universidad y por fin ha llegado.

Y es que esta fecha es taaan bonita. Tiempo de comidas, cenas, amigos invisibles y muuchas fiestas. Y hablando de fiestas, aquí viene el blog del que vamos a hablar hoy.

Ya has conseguido lo más difícil de todo. Te ha costado sudor y lágrimas (qué exagerada soy jiji) pero por fin lo lograste ¡Cuadrar fechas con todos los grupos!

Repasemos gente: Comidas con tus amigos, compañeros de clase, empresa, grupos de la playa, tus primos… En serio, te mereces un premio en organización. Así que te doy mi más sincera enhorabuena.

cosas que pasan en comidas de navidad

Da igual con quien quedes ese día porque con todos se van a repetir las típicas cosas que pasan en las comidas de Navidad.

Eso es así. El otro día estaba hablando con una amiga sobre una comida que teníamos y nos pasó exactamente lo mismo estando en sitios diferentes. Por eso os lo voy a contar.

Es el típico día que te quieres maquillar más mona y terminas pareciendo una puerta.

Con motivo navideño quieres estar más guapa y empiezas con la operación Make-up. No sueles usar base de maquillaje, ni pintarte tanto el eyeliner de los ojos, pero justo ese día decides ponerte creativa y creerte Velázquez con los pinceles. Pero no, hija mía, no. Empiezas con la base y cuando terminas pareces un guiri después de un día de playa en la Costa del Sol. Literal.

Al final tanto trabajo para nada. Terminas desmaquillándote y volviendo a empezar desde cero. Crees que vas bien encaminada peeeero llega el momento de pintarte los ojos, y da igual que te pintes con lápiz, con eyeliner o con sombras… el desastre es el mismo.

cosas que pasan en las comidas de navidad

Te compras algo muy bonito y al final terminas poniéndote lo mismo de siempre.

Da igual que seas chico o chica. Siempre nos compramos algo de ropa para impresionar a nuestros amigos o compañeros y cuando te lo pones 15 minutos antes de salir de casa no te gusta cómo te queda.

¿Cuál es tu solución? Tirar de la misma ropa de siempre…

Comes por encima de tus posibilidades, y lo sabes.

Y no aprendeees. Entre la cerveza, los entrantes, el primer plato, los postres…no das para más. Pero con la avaricia sigues. Y no sabes que al día siguiente te vas a arrepentir de haber comido y bebido todo lo que te pusieron para ti y para todos tus compañeros (pa tiii primero).

ardilla comiendo

La última copa siempre sobra…

Lo estás dando todo. Bebes y bebes y vuelves a beber. Cervezas, vinos y lo peor está por llegar… ¡las copas! La primera entra bien, la segunda muy bien, y a partir de la tercera ya no hay quien te pare.

Lo peor es cuando estás en un ambiente de trabajo. Imagínate estar con todos tus compañeros y los jefes.

Al día siguiente tienes muchas lagunas y decenas de conversaciones que no quieres abrir por temor a lo que te digan.

Miedo te da cuando el pasado no forma parte de tus recuerdos… ¡Horror! ¿Qué pasó después del último vinito? ¿Dónde se quedaron tus amigos cuando estabais brindando con la última copa? No te preocupes, por suerte tus amigos tendrán más memoria que tú, así que haz una rondita de Whatsapps y averigua qué pasó.

Le hablas a esa persona que no deberías

La primera ley de las cenas de Navidad es “Cuando vas piripi, deberás dejar el móvil a buen recaudo”. Prohibido usarlo sobre todo si tienes exs, crush o amantes… Nada de mezclar sentimientos con alcohol. Si no puedes guardarlo en ningún sitio, dáselo a tu amigo. Seguro que cuida bien de tu Smartphone y, a la vez, de tus sentimientos.

¡Disfruta, que estas fechas están para eso!

A pesar de todo, las fechas navideñas son lo más para ver a esa gente con la que no puedes quedar a diario. Amigos, familia, primos… ¡Disfruta de las personas que hacen mejor tu vida y pásalo bien!

¡¡Felices fiestas!!

Deja un comentario